Irish Breakfast: Un trocito de Irlanda (I)

Y se acabó la aventura. Hemos vuelto, sanos y salvos, y medio bilingües. Mi balance del viaje es positivo. Han sido tres semanas en las que han pasado un montón de cosas, buenas y malas, pero como este blog es mi rincón “I’m Loving It” solo compartiré (y recordaré) las buenas. Y no han sido pocas.

Para empezar, Irlanda es un lugar precioso. Me encanta la sensación de moverte por cualquier sitio y encontrarte enormes praderas verdes a tu alrededor, ya sean jardines de castillos turísticos o parques en medio de Dublín. Vayas donde vayas, el verde va contigo.

Nos hemos tirado tres semanas de excursiones y de visitas. La foto que podéis ver aquí pertenece a una torre medieval que hay en el parque natural de Powerscourt. Es un parque inmenso donde puedes ver plantas y vegetación de todo tipo, flores de todas partes del mundo y otras curiosidades, como el cementerio de mascotas. Fue nuestra primera excursión y fue alucinante el paseo de más de una hora entre tantísima naturaleza.

Para este primer post sobre el viaje, os comentaré las excursiones que hicimos la primera semana, por si algún día os dejáis caer por allí y queréis ver sitios turísticos.

  • Powerscourt: Es uno de los condados de Irlanda. En él vimos el parque natural del que os hablaba arriba y también su famosa cascada de más 100 metros de altura. Debe ser muy típico que las familias irlandesas vayan allí a hacer picnic y barbacoas, y nosotros nos tomamos allí nuestro “lunch”.
  • Bray: Una ciudad costera con una playa de piedras (malísimo para tomar el sol) y un paseo marítimo bastante extenso y agradable. Pasamos la tarde y pude tomarme un pancake de Nutella en uno de los puestos que hay en el paseo. Rico, rico. Pasamos un buen rato allí.
  • Viking Splash: Una atracción turística en Dublín. Se trata de un autobús que te da un paseo por la ciudad para luego meterse en el río y dar una vuelta. Recomendable si vas con niños pequeños, pero no demasiado entretenido para los mayores.
  • Malahide Castle: Uno de los grandes castillos de Irlanda. Precioso, rodeado de extensísimos jardines. Lo visitamos por dentro y nos contaron alguna que otra historia de fantasmas. Después, pasamos un buen rato en los jardines comiendo y jugando con los niños. Un día muy agradable, sin duda.
  • National Aquatic Centre: Un centro acuático cubierto. Por un lado hay grandes piscinas donde la gente va a nadar habitualmente y algunos profesionales entrenan, pero por otro tiene un mini-aquopolis con toboganes y piscinas de olas (entre otras). Un lugar para ir con niños y echar la tarde, pero no necesario si vas de turismo, evidentemente.
  • Dublinia: Uno de los museos interactivos de Dublín. Muy recomendado para ir con niños de cualquier edad, porque van a poder entender la historia de la ciudad desde los vikingos mediante escenas con muñecos que parecen reales, y actividades interactivas de las que pueden formar parte para enterarse un poco mejor de la historia.

Malahide Castle(Para ver las fotos en grande, haz click con el botón derecho sobre la foto y luego “ver imagen”).

Estas fueron las excursiones de la primera semana. Fue la semana que más lugares visitamos con todo el grupo y por tanto este será el post más largo (tranquilos, ya se acaba xD). Una semana intensa y llena de sitios nuevos por conocer. Toma de contacto con Irlanda, un país precioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s