Tres semanas en Nueva York (IV)

Seguimos con la intensa primera semana. El miércoles decidimos hacer la ruta por Chinatown, que ya había ganas de verlo. La verdad es que esperaba otra cosa del barrio. Quizá fue porque nos movimos por la zona más turística pero aquello era una retahila de tiendas y más tiendas de regalos y souvenirs.

La esquina donde quedamos después de comer estaba cercana a un McDonald’s que, como cada cartel en Chinatown, tenía su nombre en ¿chino? ¿koreano?.

(Foto de Jorge)

La calle estaba llenita de gente, mucho turista, así que decidimos empezar a movernos para apartarnos de la masa que no hacía más que aumentar el agobio debido al calor. Una vez comenzamos a andar sí que vimos cosas un poquito más sorprendentes. Llegamos a un parque precioso, muy tranquilo, donde un montón de asiáticos (hay mucha mezcla allí, no creo que fuera solo gente china) estaban reunidos pasando la tarde. Parecía que de repente nos habíamos transportado a otra ciudad del mundo.

Se trata de Columbus Park, un parque muy apetecible para sentarse un rato y mezclarse en el ambiente. Allí encontramos varios grupos jugando en las mesas a juego completamente desconocidos para nosotros. Pensaba que sacar la cámara y ponerme a hacer fotos sin parar podría molestarles así que hice un par de ellas desde un rinconcito que no me dejaba ver demasiado bien. Un hombre mayor se acercó a mí y me dijo que le siguiera, que había otro sitio mucho mejor desde el que podría sacar las fotos con más claridad.

Le pregunté por el juego y me dijo que era un clásico chino muy parecido a nuestro ajedrez. No sé si ya lo he comentado pero una de las cosas que más me ha gustado de la ciudad es la amabilidad de la gente. Este hombre habló conmigo con una gran sonrisa en la cara y me explicó cosas que yo no sabía. Es genial poder hablar y mezclarte con la gente de una ciudad de esta manera porque es una forma estupenda de empaparte mucho más de su cultura.

Dejamos atrás el parque para seguir con nuestro paseo. Por el camino vimos varios mercados donde vendían ingredientes que ni siquiera sabíamos que existían, desde una especie de frutos secos hasta frutas extrañísimas que veíamos por primera vez.

Seguimos andando hasta llegar a Little Italy. Los barrios están uno a continuación del otro y el cambio es muy notable: ahora se desplegaban ante nosotros un montón de restaurantes italianos y puestos de helados muy apetecibles. Cuando llegamos a la parte norte, conocida como NoLIta (North Little Italy) empezamos a ver tiendas geniales.

Three Monkeys Eyewear es una tienda de gafas de sol en Spring Street que nos llamó la atención por su logo de los tres monos. En la puerta tenían un carrito de helados “Eyescream” que pertenece a su línea más juvenil y que normalmente está repleta de gafas de sol muy modernas con colores muy llamativos. Desgraciadamente, nosotros lo vimos vacío.

Justo al lado estaba Rice To Riches, que en el momento y al leer “rice pudding” ni siquiera nos molestamos en entrar pero ahora me entero de que eso significa…¡arroz con leche!¡y nos lo perdimos! Por lo visto es una cadena que se dedica a vender arroz con leche de mil tipos con distintos toppings añadidos. La tienda nos llamó la atención por las pegatinas redondas de sus grandes puertas de cristal en las que se podían leer cosas como “no skinny bitches!!!”. Vamos, que ni se te ocurra entrar si estás a dieta.

Después del paseíto por allí, decidimos coger el metro para ir a la zona de Wall Street. Al salir del metro y ponernos a andar para hacernos la foto con el mítico toro, llegamos a la zona cero. Justo en ese momento empezamos a oír muchísimo ruido de sirenas de coches de bomberos y el escalofrío fue inevitable. De repente tuve una sensación muy rara, como un poco agobiante al ponerme a pensar en todo lo que pasó allí. Vimos la torre que están construyendo en conmemoración a los atentados del 11S y sus víctimas, pero de todo eso ya os hablaré más adelante.

Por lo pronto, conseguimos llegar a la estatua del toro de Wall Street.

Y para terminar la crónica de hoy os dejo nuestra foto por delante…

…y por detrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s